L'Argentina di origine italiana

25-07-2013 | Italiani in Argentina

La inmigración, “i Fogolars” y el patrimonio de la cultura friulana en la Argentina

En una Argentina que parece haber olvidado su pasado, o peor aun, que parece querer renegar de sus raíces, hay hijos de esta tierra, descendientes de los que “descendieron de los barcos”, que siguen apostando a hacer conocer las historias de abnegación, de sacrificio, de lucha, de coraje, de orgullo, de inteligencia, de solidaridad de sus padres, abuelos o bisabuelos que contribuyeron en forma determinante a la construcción de este País.

Entre ellos hay más de tres millones y medio de italianos que, desde que la Argentina lleva estadísticas, llegaron a estas tierras en busca de un futuro promisorio que no podían lograr en el lugar en el que habían nacido. Y entre los distintos grupos regionales italianos que se establecieron en la Argentina, una comunidad que se ha destacado por su entereza, por su tenacidad y capacidad para construir el futuro, a pesar de las contrariedades, proviene del extremo noreste de Italia.

“La presencia de la cultura friulana en la Argentina desde fines del Siglo XIX: Fogolars y patrimonio simbólico”, es el título de la obra de María Inés Danelotti Marcos, editada por Ediciones Friulana de Buenos Aires, que bucea en el pasado y el presente de esa colectividad y el de sus instituciones.

Resistencia, capital del Chaco, Colonia Caroya, capital friulana de la Argentina, son solo dos de las varias ciudades que fundaron los colonos llegados del Friuli a partir del dictado de la Ley de Inmigración de 1876, pero sirven para señalar dos ejemplos de lo que ha sido la inmigración friulana.

La licenciada Danelotti Marcos, es una economista egresada de la Universidad del Salvador, con un Posgrado de Especialización en Gestión y Administración Cultural en el Instituto Universitario Nacional del Arte (IUNA) y numerosos seminarios, cursos y congresos sobre desarrollo económico, cultura, RSE y cuidado del medioambiente, entre otros temas.

Desarrolló su labor profesional en la Asociación de Industrias Argentinas de Carnes, en FIEL, en el Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina y en el Convenio AACREA, entre otras instituciones. Ha tenido varias experiencias laborales y de investigación académica en Alemania y España, viviendo cuatro años en Barcelona donde además se dedicó a escribir artículos periodísticos sobre temas económicos-sociales de interés.

Desde 2009 es asesora de Vicepresidencia de la Corporación Buenos Aires Sur S.E., enfocándose en la realización de proyectos que propendan al desarrollo humano y al cuidado del medio ambiente.

Es autora de ensayos, artículos y notas, muchos de ellos publicados por las entidades donde se ha desempeñado profesionalmente. Sus intereses investigadores van desde los temas económico-sociales hasta la historia de sus raíces friulanas. Sobre estas últimas, ha editado “Inmigrante Friulano – Cuentos de mi padre” en el año 2004.

El interés por sus raíces friulanas la llevó a realizar un estudio metódico cuyo resultado es “La presencia de la cultura friulana en la Argentina...”, trabajo en el que expone los elementos materiales y humanos de la colectividad friulana en nuestro país, explicando desde los procesos que llevaron a la decisión de emigrar de miles de habitantes del Friuli Venezia Giulia (ya en tiempos en que una parte de su territorio pertenecía todavía al Imperio Austro Húngaro) a las condiciones que determinaron la politica de inmigración que hizo de la Argentina el destino de millones de inmigrantes de todo el mundo.

La autora recuerda el nacimiento de las colonias fundadas por inmigrantes friulanos en distintas provincias argentinas (aunque en el momento de su fundación muchas estaban en territorios federales que luego se transformaron en provincias, como en el caso del Chaco o de Formosa). Recuerda también a numerosos exponentes de la colectividad friulana que se destacaron en distintas ramas de la actividad: profesionales, industriales, constuctores, científicos, dirigentes sociales, etc. Y describe además la estructura asociativa friulana - los Fogolârs - que han mantenido el vínculo de unión entre los inmigrantes, lo han transmitido a los descendientes y han sido un puente de unión entre la región y la Argentina.

El aporte principal del presente trabajo es llenar ese vacío con una visión integral, partiendo de lo general a lo particular.

En este sentido, establece primero el marco teórico, evaluándose los antecedentes del contexto en el cual se enmarca el tema en estudio: políticas públicas en la materia y procesos migratorios, tanto de nuestro país como de Italia; arribo de contingentes friulanos a la Argentina, sus lugares de asentamiento a lo largo y ancho de la República, actividades por ellos desarrolladas y sus innumerables e invaluables aportes al país.

En segundo lugar analiza el asociacionismo de estos inmigrantes, plasmado en los Fogolârs, distribuidos en todo el territorio nacional. Es en estos espacios donde los friulanos de origen y sus descendientes han legitimado sus acervos patrimoniales, reivindicando la propia friulanidad, en un proceso que -a lo largo de la historia- ha fortalecido su vigencia aún en el actual contexto global.

Constituyen por lo tanto una referencia cultural donde se hacen visibles las pertenencias, el ethos común, y se manifiesta la esencia de un grupo social que ha colaborado en la construcción de la sociedad argentina.

“La presencia de la cultura friulana en la Argentina desde fines del Siglo XIX: Fogolars y patrimonio simbólico”, de María Inés Danelotti Marcos, Ediciones Friulana de Buenos Aires.En una Argentina que parece haber olvidado su pasado, o peor aun, que parece querer renegar de sus raíces, hay hijos de esta tierra, descendientes de los que “descendieron de los barcos”, que siguen apostando a hacer conocer las historias de abnegación, de sacrificio, de lucha, de coraje, de orgullo, de inteligencia, de solidaridad de sus padres, abuelos o bisabuelos que contribuyeron en forma determinante a la construcción de este País.

Entre ellos hay más de tres millones y medio de italianos que, desde que la Argentina lleva estadísticas, llegaron a estas tierras en busca de un futuro promisorio que no podían lograr en el lugar en el que habían nacido. Y entre los distintos grupos regionales italianos que se establecieron en la Argentina, una comunidad que se ha destacado por su entereza, por su tenacidad y capacidad para construir el futuro, a pesar de las contrariedades, proviene del extremo noreste de Italia.

“La presencia de la cultura friulana en la Argentina desde fines del Siglo XIX: Fogolars y patrimonio simbólico”, es el título de la obra de María Inés Danelotti Marcos, editada por Ediciones Friulana de Buenos Aires, que bucea en el pasado y el presente de esa colectividad y el de sus instituciones.

Resistencia, capital del Chaco, Colonia Caroya, capital friulana de la Argentina, son solo dos de las varias ciudades que fundaron los colonos llegados del Friuli a partir del dictado de la Ley de Inmigración de 1876, pero sirven para señalar dos ejemplos de lo que ha sido la inmigración friulana.

La licenciada Danelotti Marcos, es una economista egresada de la Universidad del Salvador, con un Posgrado de Especialización en Gestión y Administración Cultural en el Instituto Universitario Nacional del Arte (IUNA) y numerosos seminarios, cursos y congresos sobre desarrollo económico, cultura, RSE y cuidado del medioambiente, entre otros temas.

Desarrolló su labor profesional en la Asociación de Industrias Argentinas de Carnes, en FIEL, en el Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina y en el Convenio AACREA, entre otras instituciones. Ha tenido varias experiencias laborales y de investigación académica en Alemania y España, viviendo cuatro años en Barcelona donde además se dedicó a escribir artículos periodísticos sobre temas económicos-sociales de interés.

Desde 2009 es asesora de Vicepresidencia de la Corporación Buenos Aires Sur S.E., enfocándose en la realización de proyectos que propendan al desarrollo humano y al cuidado del medio ambiente.

Es autora de ensayos, artículos y notas, muchos de ellos publicados por las entidades donde se ha desempeñado profesionalmente. Sus intereses investigadores van desde los temas económico-sociales hasta la historia de sus raíces friulanas. Sobre estas últimas, ha editado “Inmigrante Friulano – Cuentos de mi padre” en el año 2004.

El interés por sus raíces friulanas la llevó a realizar un estudio metódico cuyo resultado es “La presencia de la cultura friulana en la Argentina...”, trabajo en el que expone los elementos materiales y humanos de la colectividad friulana en nuestro país, explicando desde los procesos que llevaron a la decisión de emigrar de miles de habitantes del Friuli Venezia Giulia (ya en tiempos en que una parte de su territorio pertenecía todavía al Imperio Austro Húngaro) a las condiciones que determinaron la politica de inmigración que hizo de la Argentina el destino de millones de inmigrantes de todo el mundo.

La autora recuerda el nacimiento de las colonias fundadas por inmigrantes friulanos en distintas provincias argentinas (aunque en el momento de su fundación muchas estaban en territorios federales que luego se transformaron en provincias, como en el caso del Chaco o de Formosa). Recuerda también a numerosos exponentes de la colectividad friulana que se destacaron en distintas ramas de la actividad: profesionales, industriales, constuctores, científicos, dirigentes sociales, etc. Y describe además la estructura asociativa friulana - los Fogolârs - que han mantenido el vínculo de unión entre los inmigrantes, lo han transmitido a los descendientes y han sido un puente de unión entre la región y la Argentina.

El aporte principal del presente trabajo es llenar ese vacío con una visión integral, partiendo de lo general a lo particular.

En este sentido, establece primero el marco teórico, evaluándose los antecedentes del contexto en el cual se enmarca el tema en estudio: políticas públicas en la materia y procesos migratorios, tanto de nuestro país como de Italia; arribo de contingentes friulanos a la Argentina, sus lugares de asentamiento a lo largo y ancho de la República, actividades por ellos desarrolladas y sus innumerables e invaluables aportes al país.

En segundo lugar analiza el asociacionismo de estos inmigrantes, plasmado en los Fogolârs, distribuidos en todo el territorio nacional. Es en estos espacios donde los friulanos de origen y sus descendientes han legitimado sus acervos patrimoniales, reivindicando la propia friulanidad, en un proceso que -a lo largo de la historia- ha fortalecido su vigencia aún en el actual contexto global.

Constituyen por lo tanto una referencia cultural donde se hacen visibles las pertenencias, el ethos común, y se manifiesta la esencia de un grupo social que ha colaborado en la construcción de la sociedad argentina.

“La presencia de la cultura friulana en la Argentina desde fines del Siglo XIX: Fogolars y patrimonio simbólico”, de María Inés Danelotti Marcos, Ediciones Friulana de Buenos Aires.

Envie sus

Ingrese codigo de seguridad: